Autoconsumo fotovoltaico: pasos para instalar paneles solares en tu vivienda

NOTICIA - Tendencias

11/08/2022

Autoconsumo: pasos para instalar paneles solares en tu vivienda

El incremento del precio de la luz, las ayudas a las instalaciones fotovoltaicas y la concienciación medioambiental incrementan el interés de las familias por obtener suministro para el hogar a través de la energía solar. En esta guía conocerás los pasos a seguir para pasarte al autoconsumo.

El autoconsumo energético en los hogares españoles ha despegado al calor del incremento del precio de la luz, el nuevo marco normativo, las subvenciones para las instalaciones domésticas y la mayor concienciación medioambiental. Prueba de ello es que el año pasado el autoconsumo fotovoltaico instalado en España superó los 1.200 megavatios (MW) de nueva potencia, duplicando así las cifras de 2020, según datos de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). De esta potencia, un tercio correspondió al sector residencial, aunque por ahora apenas el 3% de las viviendas del país cuentan con un sistema de este tipo.

El presupuesto de instalación de las placas solares en una vivienda unifamiliar varía según diversos factores. La inversión inicial que necesita realizar un hogar con un consumo medio está entre los 4.000 y 7.000 euros, que se traduciría en un ahorro en la factura de la luz de alrededor del 50%, teniendo en cuenta que además estas instalaciones se pueden beneficiar de bonificaciones en el IBI, deducciones en la Declaración de la Renta y bonificaciones en la factura por verter a la red los excedentes. Con todo ello, el plazo de amortización de la inversión en los paneles solares, cuya vida útil es de unos 25 años, ronda los 7 u 8 años.

Junto con la motivación económica, la energía solar es limpia, libre de contaminantes. Todo ello hace que cada vez más familias interesadas en el autoconsumo fotovoltaico. En este post resumimos los pasos básicos para instalar panales solares en una vivienda.

¿Se puede instalar en cualquier vivienda?

Antes de instalar placas fotovoltaicas como fuente de suministro energético para tu hogar, debes comprobar que la vivienda cumple con una serie de requisitos básicos para poder llevar a cabo esa instalación. Por ejemplo, la ubicación de la vivienda y la orientación de la orientación. En cuanto a la ubicación, cualquier punto de la península es válido, siendo la zona central y sur las que mayor rendimiento obtendrían de una instalación solar. Respecto a la orientación, clave para conseguir un rendimiento óptimo, lo ideal es que los paneles estén orientados hacia el sur y se evite el norte.

Además, hay que revisar si disponemos del espacio suficiente para la instalación de los paneles y, en caso de vivir en un bloque de viviendas, contar la autorización de la comunidad de vecinos.

Encarga un estudio de viabilidad

Lo más sencillo es contactar con el asesoramiento de una empresa especializada en instalación de placas solares. Un técnico hará un estudio de viabilidad de la instalación, estimando el coste de la inversión y el ahorro previsto. Para esto, es necesario conocer el consumo medio que se hace en la vivienda, un dato que se puede consultar en la factura de la luz.

Trámites administrativos

Los trámites administrativos que tiene que realizar una familia para pasarse al autoconsumo fotovoltaico se han simplificado en los últimos años, los realizará en nuestro nombre la empresa instaladora y se puede clasificar en aquellos que deben realizarse antes de la instalación y los que hay que cumplir después de haber instalado los paneles.

Para instalaciones con potencias por debajo de los 10kW, las habituales para uso residencial, de forma previa a la instalación deberá solicitarse un permiso de obra al ayuntamiento, una autorización ambiental a la comunidad autónoma y un código de autoconsumo a tu distribuidora eléctrica para identificar y registrar tu instalación.

Posteriormente, deberá legalizarse la instalación, solicitando una licencia de actividad al ayuntamiento y registrando ante la comunidad autónoma un boletín eléctrico que incluye aspectos como la memoria técnica de la instalación. Por último, será necesario revisar el contrato de suministro con la distribuidora para modificarlo o dar de alta uno nuevo, y si queremos acogernos a la compensación por excedentes, se hará un contrato entre nosotros como productores y los consumidores asociados.

Solicita ayudas y subvenciones

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), tiene un programa de incentivos a la instalación de placas fotovoltaicas en los hogares del país que contemplan ayudas por hasta el 50% del coste de la instalación. Estas subvenciones se gestionan a través de cada comunidad autónoma, variando los plazos y trámites de una a otra.

También existen bonificaciones en el IBI, que varía de un ayuntamiento a otro y se sitúa entre el 30% y el 50% del impuesto durante 3 o 5 años, así como bonificaciones del 30% al 90% en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).